10 novedades del GEDET 2018

A lo largo de la reunión del Grupo Español de Dermatología Estética – GEDET – del 2018 celebrada en San Sebastián (Guipúzcoa, España) se han discutido múltiples temas sobre este campo de la especialidad. Aquí se recogen 10 novedades del GEDET 2018 que se consideran entre las más relevantes, aunque a lo largo del congreso se han discutido muchos otros temas de enorme interés:

 

1) MELASMA: USO DE ÁCIDO TRANEXÁMICO

En la mesa de “problemas estéticos en busca de solución” (coordinador: Dr. Asín; ponentes: Dr. González Castro, Dr. Querol y Dra. Eguren) del GEDET 2018, se habló extensamente del melasma, destacando principalmente la utilidad del ácido tranexámico. Esta molécula es un antifibrinolítico autorizado para la reducción de hemorragias, principalmente menstruales. A nivel del melasma actuaría por una reducción de la unión del plasminógeno a los queratinocitos, reduciendo así la producción de factores proinflamatorios, lo que en último término inhibiría la acción de la tirosinasa (enzima que  sintetiza la melanina).

Su uso oral se utiliza a dosis bajas de 500mg/24horas, esperando la respuesta a los 2 meses de media aunque por lo general se mantiene entre 8-12 meses. Conviene disponer de una analítica con perfil de coagulación extenso antes de iniciar el tratamiento y su uso está contraindicado en algunas situaciones: embarazo o lactancia, enfermedad tromboembólica arteriovenosa personal o familiar, abortos espontáneos, toma de anticonceptivos, fármacos anticoagulantes, consumo excesivo de tabaco, viajes largos o comorbilidad importante. Los efectos adversos en pacientes correctamente seleccionados son raros e incluyen dolor abdominal o migrañas y en contadas ocasiones reacciones alérgicas. Además, los ponentes destacaron mucho la utilidad de esta terapia en combinación con otros tratamientos tópicos o incluso físicos como serían los láseres de pigmento. Muy interesante resulta también su uso para prevenir hiperpigmentaciones tras el uso de láser en pacientes de fototipos altos. Hay que destacar que su uso aún es fuera de indicación por lo que se hace necesario informar a los pacientes y disponer de consentimiento informado firmado.

A nivel tópico ya se encuentra formulado en muchos preparados comerciales en combinación con otros productos despigmentantes y retinoides, aunque generalmente a concentraciones bajas.  Se propuso en la reunión su uso a concentraciones más altas utilizando las ampollas de Amchafibrin parenteral (500mg/5ml, al 10%) a modo de serum, combinado o no con otros productos como los retinoides.

2) OJERAS

También en la mesa de “problemas estéticos en busca de solución” del GEDET 2018, se trataron en profundidad las opciones de tratamiento para las ojeras. Se destacó la necesidad de un diagnóstico correcto del problema a abordar ya que existen ojeras con un problema más superficial, de tipo pigmentario o vascular (generalmente en pacientes más jóvenes), frente a otras de tipo estructural por deformidad. Además, dentro de las deformidades estas pueden ser por atrofia, abultamiento, laxitud o mixtas. Las que mejor responderán a la infiltración de ácido hialurónico son las que tengan mínimo abultamiento y el único compuesto autorizado para este uso es el Teosyal® PureSense Redensity II. Respecto a las infiltraciones con aguja o cánula el factor más importante en la decisión es la habilidad del inyector aunque los ponentes destacaron la menor tasa de hematomas y la mayor precisión de la cánula. Para los casos de problemas pigmentarios los mejores tratamientos serán los láseres de pigmento que pueden combinarse con láser vascular si es necesario.

3) ARAÑAS VASCULARES

En la mesa de “Laser y tecnología” (coordinador: Dr. Boixeda; ponentes: Dr. Miralles-López, Dra Perez-García y Dr. Barco) del GEDET 2018, se mencionó el reto terapéutico que suponen en muchas ocasiones las arañas vasculares faciales. En concreto de destacó la necesidad de evaluar la presencia de alto flujo mediante técnicas como la dermatoscopia, eco-doppler o incluso resonancia magnética en caso necesario. Las arañas no pulsátiles podrían ser tratadas con láseres vasculares más superficiales como el láser de colorante pulsado o el KTP, mientras que las más papulosas o de alto flujo requieren de láseres como el Nd:YAG o técnicas más invasivas como la escleroterapia.

4) NUEVOS USOS DE INFILTRACIONES DE CORTICOIDES

En la exposición del Dr. Emilio del Río del GEDET 2018 se propusieron distintos problemas dermatológicos que pueden tener buena respuesta a los corticoides infiltrados. Además, destacó la necesidad de conocer que el conocido como Trigon® (Acetónido de triamcinolona) no tiene en su ficha técnica la inyección dérmica como vía de administración, aunque lo utilicemos con eficacia y seguridad por esta vía. Sí estaría en ficha técnica esta vía de administración en el Celestone Cronodose® (Fosfato disódico de betametasona y acetato de betametasona). Además de las situaciones en las que se utilizan habitualmente estas infiltaciones, tales como queloides, hidrosadenitis, prurigo nodular, etc; el doctor del Río propuso algunas indicaciones menos habituales como los pseudoquistes mucoides de los dedos, infiltrados en la zona periarticular; las deformidades en trampilla de las plastias quirúrgicas; los quistes infundibulares inflamados, inyectando intraquiste, o las uñas encarnadas.

5) ADMINISTRACIÓN TRANSDÉRMICA DE MEDICAMENTOS

Especialmente interesante fue esta ponencia de la Dra. Yolanda Gilaberte en el GEDET 2018, sobre la vehiculización de fármacos a través de la piel para conseguir un efecto local o incluso sistémico. Se destacó la presencia de tres sistemas: los de 1ª generación, que se limitan a introducir el fármaco (p.ej. los parches); los de 2ª generación que facilitan la entrada de moléculas por una reacción química o física (p.ej. liposomas, ultrasonidos o sustancias químicas) y los de 3ª generación que consiguen la entrada de macromoléculas mediante una disrupción cutánea (p.ej. láser, microneedling, etc.). Se destacó la gran cantidad de productos y de patologías que se han estudiado con estas técnicas. Sin duda se trata de una vía de administración de tratamientos que está en auge y nos ayudará para tratar patología dermatológica pero también para mejorar la absorción sistémica de fármacos.

6) ANTICONCEPTIVOS EN DERMATOLOGÍA

La Dra. Beatriz Llombart nos expuso en el GEDET 2018 de forma magistral la utilidad que tiene el conocimiento de los distintos anticonceptivos para los especialistas en Dermatología. Estos fármacos pueden ser de enorme utilidad para la mejora de patología dermatológica con un componente hormonal importante, tales como el acné de la mujer adulta y la alopecia androgenética femenina. Respecto a los anticonceptivos orales la mayoría de éstos cuentan como componente estrogénico el etinilestradiol, cuyo metabolismo tiene muchas variaciones dependiendo de cada mujer. Cada vez más fármacos incorporan el estriol, que parece ser un estrógeno más estable. Quizás lo más relevante es conocer el potencial antiandrogénico del otro componente de estos fármacos: el componente progestágeno. Esta acción antiandrogénica es la que nos ayudará en las patologías dermatológicas. En un “ranking” propuesto por la doctora de más a menos antiandrogénico situaba los siguientes componentes como efectivos: acetato de ciproterona > drospirenona > acetato de clormadinona > dienogest > nomegestrol. Respecto a su manejo por parte del dermatólogo es vital conocer todas las contraindicaciones de estos fármacos (factores de riesgo de trombosis, antecedentes de cáncer de mama…). También conviene destacar que, salvo una anamnesis y una exploración general, no es necesario realizar ninguna prueba complementaria previa a su prescripción en caso de que estos factores de riesgo no estén presentes.

7) RAPAMICINA TÓPICA

La rapamicina o sirolimus es un fármaco inmunosupresor, que actúa a través de la vía de señalización mTOR, generalmente usado para evitar órganos trasplantados como el riñón. Además, tiene un gran potencial antiangiogénico por lo que por vía tópica se ha estudiado para múltiples indicaciones. El Dr. Pedro Redondo realizó un repaso muy completo en su exposición en el GEDET 2018 de las patologías en las que se ha usado la rapamicina por vía tópica. Las concentraciones tópicas empleadas varía entre el 0,1-2% y su presentación es muy diversa incluyendo solución tópica (producto comercializado como Rapamune® a 1mg/ml), crema (emulsión o/w), vaselina o en orobase. Respecto a la tolerancia señalar que no se ha demostrado que sea teratogénico por esta vía y su tolerancia es buena presentando únicamente algunos casos de dermatitis de contacto, irritación local, erupción acneiforme o aftosis oral. Entre las indicaciones estudiadas destacan las anomalías vasculares, campo en el que se destacó en el GEDET un estudio realizado por un grupo español sobre malformaciones linfáticas superficiales con buena respuesta a rapamicina. Otras indicaciones destacadas aún en estudio suponen tumores cutáneos como linfomas o basocelulares o las lesiones cutáneas del complejo esclerosis tuberosa, patología en la que cada vez hay más experiencia. Además se señaló su potencial utilidad en situaciones como los queloides, patología inflamatoria, paquioniquia congénita o atrofia cutánea.

8) PERFECCIONANDO TÉCNICAS INFILTRATIVAS

En la mesa de técnicas infiltrativas del GEDET 2018 (coordinador: Buendía; ponentes: Dr. Viera, Dr. Martínez-Amo y Dra. Catalán-Griffiths) , se insistió mucho en la necesidad de conocer la anatomía con precisión para poder ofrecer las mejores terapias con la mayor seguridad. Se repasó la utilidad de los rellenos con ácido hialurónico en la conocida como “rinomodelación” en la que se deben tratar 2 ángulos: el frontonasal y el frontolabial, así como el dorso y la punta nasal si es necesario. Respecto a las infiltraciones labiales se señalaron las distintas técnicas disponibles y se insistió mucho en el correcto abordaje de las zonas peribucales para conseguir un efecto más armónico, incluyendo la zona del mentón como localización agradecida a las infiltraciones. Se completó la ponencia señalando los buenos resultados que se tienen en las infiltraciones en las manos para rejuvenecimiento, siendo a su vez una técnica sencilla de realizar.

9) LÁSER Y FUENTES DE LUZ EN ROSÁCEA

Respecto a la rosácea, lo más reseñable de lo comentado en el GEDET 2018 es la ventaja que supone el tratar esta patología con láseres y fuentes de luz de abordaje vascular. El Dr. Campo Voegeli nos destacó que estos láseres permiten mejorar no sólo el componente de eritema (rojeces) sino también el componente inflamatorio (pápulas, pústulas…) ya que el excesivo aporte vascular supone un estímulo para mantener las lesiones de la rosácea activas a lo largo del tiempo. Además, se expuso la necesidad de combinar distintos láseres para un abordaje más integral: láseres más profundos para vascos gruesos visibles (Nd:YAG), láser de colorante pulsado o KTP para vasos superficiales y luz pulsada intensa para el eritema de base.

10) OTRAS NOVEDADES EN LÁSER

Además de en el contexto de lesiones vasculares como ya se ha comentado, durante el GEDET 2018 se expusieron novedades en otros campos del láser dermatológico. El Dr. Barco señaló en su ponencia de cicatrices la necesidad de iniciar el tratamiento desde las fases más precoces de cicatrización para conseguir los mejores resultados. El Dr. Del Pozo propuso indicaciones poco habituales en las que los láseres vasculares pueden suponer un tratamiento eficaz como por ejemplo lesiones cutáneas de lupus eritematoso, moluscos, verrugas o granuloma facial. Respecto a la exposición sobre el láser de CO2 del Dr. Alcaraz Vera se destacó la gran versatilidad para este láser desde el punto de vista dermatológico ya que nos permite tratar gran cantidad de tumores beningos de una forma muy eficaz y precisa. Para finalizar la sesión de láser la Dra. Cornejo nos expuso su experiencia con láseres ablativos para el rejuvenecimiento genital, destacando los buenos resultados y la seguridad del láser de CO2 fraccionado con este fin.