Láser vascular en acné para bajar dosis de isotretinoína

En el acné vulgar se sabe que existe una inflamación mantenida de la unidad pilosebácea que acaba condicionando la aparición de cicatrices. La isotretinoina (también conocida por uno de sus nombres comerciales como Roacután), es un fármaco que reduce la actividad de la glándula sebácea y otros aspectos relacionadoscon el acné. Sin embargo, los efectos secundarios que aparecen a dosis altas de entre 0,5 y 1 mg por kg de peso diarios, hacen que su uso a veces esté limitado. En un estudio reciente se valora la utilidad de usar láser vascular en acné para bajar dosis de isotretinoina. Es decir, la capacidad del láser vascular de controlar el acné sin tener que usar dosis muy altas de isotretinoina.

Existen distintos tipos de láseres que podemos emplear en el acné. Cuando hablamos de un acné inflamatorio, con mucho eritema (rojez), el láser vascular de cualquier tipo, como el láser de colorante pulsado o incluso la luz pulsada, nos ayuda a reducir esta inflamación y reduce los brotes de acné. Se sabe ya desde hace años que este tipo de láseres son seguros para emplear de forma combinada con tratamiento oral con isotretinoina.

Respecto al estudio que indicábamos, se comprobó que efectivamente se puede emplear láser vascular en acné para bajar dosis de isotretinoina. En dicho estudio se valoró la eficacia de comparar 2 grupos de tratamiento: uno con dosis altas de isotretinoina (0,5 mg/kg) sin láser y otro grupo con dosis más bajas de isotretinoina (0,25 mg/kg) combinado con láser de colorante pulsado. En ambos grupos se evaluó la eficacia mediante escalas de medición de la gravedad del acné así como del eritema que se manifestaba.

Se comprobó que el grupo de combinación de láser de colorante pulsado junto con isotretinoina, conseguía mejores tasas de control del acné. Esto permite concluir que se puede emplear el láser vascular en acné para bajar dosis de isotretinoina. Además, en el grupo en el que se combinaba el láser con isotretinoina, la dosis acumulada de fármaco fue menor y también los efectos adversos relacionados como sequedad o xerosis de la piel.

Como siempre sucede con el acné, lo ideal es individualizar cada tratamiento. Poder disponer de alternativas eficaces como el láser vascular hace que consigamos mejores resultados, más rápidos y con mayor seguridad.