Rellenos para cicatrices de acné

Los rellenos dérmicos o subdérmicos suponen una alternativa de tratamiento en cicatrices de acné. Además de los rellenos contamos con otras opciones como los láseres, las técnicas quirúrgicas como la subcisión o extirpación, peelings, microneedling, y muchas otras opciones. En este post se repasarán las principales opciones de rellenos para cicatrices de acné.

Rellenos en cicatrices de acné

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico supone el producto más empleado como relleno cutáneo o filler. Lo mismo sucede si hablamos de los rellenos para cicatrices de acné. Se trata de un producto que está presente de forma natural en nuestra piel, en la matriz extracelular de la dermis. Esto hace que sea extremadamente raro que nos de complicaciones.

Ventajas

  • Resultado inmediato
  • Existe mucha experiencia en otras indicaciones
  • Seguridad del tratamiento (tenemos antídoto: hialuronidasa)
  • Existen distintos productos con diferentes concentraciones, cohesividad, etc.

Inconvenientes

  • Duración limitada a 9-12 meses
  • Poca inducción de colágeno nuevo en el largo plazo
  • Existen pocos estudios en cicatrices
  • Mala relación entre precio y eficacia si hablamos de tratamientos en el largo plazo.

Indicación recomendada: el ácido hialurónico se suele emplear cuando buscamos una mejoría rápida en las cicatrices (por ejemplo ante un evento importante como una boda) o bien si no hemos conseguido una mejora suficiente con otras alternativas.

Rellenos inductores de colágeno

Se trata de un tipo diferente de rellenos para cicatrices de acné. Los rellenos o fillers inductores de colágeno, tienen la característica fundamental de que inducen síntesis de nuevo colágeno en el largo plazo. Entre estos rellenos encontramos algunos productos como la hidroxiapatita cálcia (Radiesse®) o la policaprolactona (Ellanse®) con ese efecto a largo plazo.

Ventajas

  • Inducción de nuevo colágeno a largo plazo.
  • Resultados a lo largo de varios meses.
  • Estudios comparativos con dispositivos de energía (láser, ultrasonidos…).

Inconvenientes

  • No suponen un componente natural de la piel.
  • Requiere mayor experiencia de inyección por parte del médico.
  • Resultados no inmediatos.

Indicación recomendada: previo a otras opciones como láser para atrofias severas y amplias (ej. cicatrices rolling de gran tamaño).

Rellenos de grasa: lipofilling

La grasa supone una interesante opción entre los rellenos para cicatrices de acné con algunas indicaciones particulares. Se trata de un relleno autólogo ya que será extraído previamente del propio paciente y tiene cierta estabilidad aunque siempre habrá parte que se reabsorba tras la inyección.

Ventajas

  • Autólogo: excelente tolerancia.
  • Combinable con liposucción en zonas con tejido adiposo suficiente.
  • Resultados naturales y en el largo plazo.

Inconvenientes

  • Parte de la grasa inyectada se pierde con el tiempo.
  • Requiere de liposucción: técnica más compleja que un relleno normal.
  • No mejora el componente más superficial de las cicatrices.

Indicación recomendada: casos con mucha lipoatrofia después de acnés muy severos sobre todo en hombres.

Estos son algunos de los tipos de rellenos para cicatrices de acné más frecuentes y sus indicaciones principales. Hay que recordar que cada paciente con cicatrices de acné va a requerir en realidad un tratamiento personalizado que suele combinar distintas opciones de tratamiento.

Referencias