Marcas o cicatrices de acné

Es muy habitual que en la consulta, en los artículos de divulgación e incluso en los artículos científicos se hable indistintamente de marcas o cicatrices de acné. Pero lo cierto es que son términos distintos que conviene aclarar para entender en que situación estamos.Cicatrices o marcas de acné

Tipos de lesiones de acné

Para saber a que nos referimos con los términos marcas o cicatrices de acné, es necesario empezar por el principio y entender primero como evoluciona el acné y que tipo de lesiones tenemos. A grandes rasgos podemos distinguir las lesiones de acné en 2 grandes grupos:

 

  • Lesiones activas de acné: son las que originan el acné como tal. Aquí tenemos por una parte las lesiones no-inflamatorias o retencionales (comedones o espinillas): en las que se va acumulando queratina por obstrucción de la unión pilosebácea. Cuando el acné evoluciona aparecen las lesiones inflamatorias, que pueden ser superficiales (pápulas, pústulas) o profundas (nódulos, abscesos, fístulas…). Cuanto más lesiones inflamatorias presente el acné, más riesgo de que aparezcan marcas y más probabilidad de que estas marcas lleguen a ser cicatrices.

 

  • Lesiones residuales de acné o marcas de acné: estas sí son las que denominaremos MARCAS de forma genérica. Cuando la lesión inflamatoria ha desaparecido, ésta deja en nuestra piel una secuela que puede tardar más o menos tiempo en desaparecer. Algunas de estas marcas, pero no todas ellas, pueden llegar a convertirse en auténticas CICATRICES permanentes.

 

Tipos de marcas de acné (lesiones residuales)

Si nos centramos en estas marcas de acné, que son las lesiones residuales que quedan después de un acné inflamatorio activo, éstas a su vez pueden ser de distintos tipos que se resumen a continuación:

  • Máculas eritematosas (“manchas rojas”): son las más frecuentes. Son las típicas marcas rojas que quedan en la piel una vez se ha resuelto una lesión muy inflamatoria. Estas marcas rojas indican es que existe una inflamación basal que persiste en la piel. Si esta inflamación permanece durante mucho tiempo podemos llegar a las temidas cicatrices. Por ello es importante actuar en esta fase con tratamientos como el láser vascular, para evitar el riesgo de llegar a cicatrices.

 

  • Máculas hiperpigmentadas: en algunas ocasiones, sobre todo en personas de piel oscura, las marcas de acné pueden hiperpigmentarse en forma de manchas marrones o negras. Por lo general, no traducen la presencia de cicatrices y sí pueden resolverse con el tiempo, con despigmentantes o tratamientos con láser. Para evitar estas marcas también es importante realizar una correcta protección solar.

 

  • Máculas hipopigmentadas: son marcas blancas que aparecen tras un brote de acné muy inflamatorio ya resuelto. En este caso ya sí estamos hablando de una forma muy inicial de cicatriz, ya que el color blanco suele indicar que se ha producido una fibrosis de la piel. Al presentar cierta fibrosis, aunque muy superficial, estas marcas serán más difíciles de resolver completamente.

 

  • Cicatrices de acné: cuando el proceso inflamatorio ha sido muy fuerte, o las máculas eritematosas (manchas rojas) permanecen durante mucho tiempo, aparecen las temidas cicatrices de acné. Las cicatrices de acné sí van a ser permanentes ,aunque podremos mejorarlas con distintos tratamientos, principalmente láseres dermatológicos. A su vez estas cicatrices pueden ser atróficas o hundidas (las más habituales en la cara) o bien hipertróficas o tipo queloide (más habituales en hombros y espalda).
Tipo de lesiones de acné
Tipos de lesiones de acné

Por lo tanto, podemos ver como existen distintos tipos de marcas de acné, entendiendo éstas como lesiones residuales una vez se ha resuelto el acné activo. Cuanto mejor y más precoz sea el tratamiento de esté acné activo, menos probable es que se lleguen a desarrollar las marcas.

Además, por suerte, no todas las marcas van a ser cicatrices permanentes. Por lo tanto, no deberíamos hablar indistintamente de marcas o cicatrices de acné. En marcas iniciales como las máculas rojas o las manchas hiperpigmentadas, sí podemos actuar a tiempo para resolverlas completamente. Con esto vamos a reducir el riesgo de desarrollar cicatrices.

Aun así, si todo lo anterior ha fallado y ya hemos desarrollado cicatrices de acné permanentes, existen una gran cantidad de tratamientos que podemos combinar para mejorar las cicatrices de acné al máximo.

 

REFERENCIAS

  1. Kang S, Lozada VT, Bettoli V, et al. New Atrophic Acne Scar Classification: Reliability of Assessments Based on Size, Shape, and Number. J Drugs Dermatol. 2016;15(6):693-702. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27272075. Accessed August 22, 2017.
  2. Sadick NS, Cardona A. Laser treatment for facial acne scars: A review. J Cosmet Laser Ther. 2018;20(7-8):424-435. doi:10.1080/14764172.2018.1461230
  3. Jordan R, Cummins CCL, Burls A, Seukeran DDC. WITHDRAWN: Laser resurfacing for facial acne scars. Cochrane database Syst Rev. 2016;4(4):CD001866. doi:10.1002/14651858.CD001866.pub2
  4. Jacob CI, Dover JS, Kaminer MS. Acne scarring: A classification system and review of treatment options. J Am Acad Dermatol. 2001;45(1):109-117. doi:10.1067/mjd.2001.113451